Lengua Viva es un recurso en línea creado por los estudiantes del Certificado de Lingüística Aplicada a la Enseñanza de la Lengua Materna en el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico. En él, encontrarás diferentes medios para la búsqueda de información de temas relacionados con nuestra lengua vernácula. Te invitamos a que seas parte de este proyecto innovador, y contribuyas con tus artículos o cualquier otro material que consideres pertinente e indispensable para nuestro blog.

viernes, 5 de diciembre de 2008

Comparación de estilos entre Pedro Calderón de la Barca y Félix Lope de Vega

Pedro Calderón de la Barca y Félix Lope de Vega fueron escritores del siglo XVII, época denominada como el arte del Barroco. Esta época estuvo caracterizada por la abundancia del elemento metafórico, el sentido hiperbólico y la referencia a la mitología entre otros. Ambos escritores tienen influencia de la escuela de los jesuitas, el primero porque estudió en un colegio perteneciente a dicho grupo religioso, y el segundo porque aprendió el arte influenciado por Vicente Espinel. Los dos autores fueron influenciados por los religiosos y estuvieron activos en la milicia. Ambos tuvieron pérdidas de hermanos en ésta.
La vida de Pedro Calderón de la Barca (1600 – 1681) fue una más sosegada, introvertida y discreta., la vida de Félix Lope de Vega, por el contrario (1562 -1625) fue extrovertida, desordenada y desenfrenada. Su estilo de vida ejerce gran influencia en el estilo que escoge para escribir.
La obra de Calderón de la Barca es menos extensa en comparación con la de Lope de Vega la cual fue muy productiva y fecunda. Menos original, pero más meditada y reflexiva, mientras que en la de Lope de Vega predomina la improvisación desordenada y la invención espontánea y suelta, característica de lo que fue su vida.
Tanto Calderón como Lope escribieron comedias. Ambos trataron los temas del honor, los celos, religión y las tragedias amorosas. Sin embargo, la forma en que los personajes protagonizaban las obras eran diferentes. En el teatro de Calderón, los personajes se muestran con reacciones frías ante sus situaciones ya que creían que era parte de su deber social como cortesanos. En el teatro de Lope, sus personajes cobran más vida ya que el público es más popular. Es por eso que al teatro de Lope se le conoció como el “arte nuevo”. Se trataba de un arte desvinculado de la práctica contemporánea neo-aristotélica.
Los personajes de Lope se comportan de forma más pragmática y menos ideológica. Tenían mayor dominio de la oralidad sobre la espectacularidad de Calderón. Usaba lo cómico como rasgo predominante y no subalterno. Sus comedias religiosas son más sugestivas alejándose de los cánones religiosos por lo que se acercaba más a la comedia profana. Usaba el estilo barrocano en que se presentaban los personajes en parejas. Calderón también usaba este estilo, formando parejas de la época: galán y dama, criado y criada, labrador y rico. En la obra de Lope aparecen los criados o servidores para insertar la realidad cotidiana de aquella época. Lope impone el pragmatismo frente al idealismo.
La obra de Lope se da en un ambiente popular y nacional, mientras que la de Calderón no deja de ser un ambiente español, aunque sus ideas sobrepasan las de la nación. Es más culto y aristocrático. Le da mucha importancia al valor de la inteligencia y estudio para llegar a la santidad, mientras que para Lope lo religioso tiene sus matices de tipo sentimental y emotivo (García López, 2004).
Lope escribía la comedia de acuerdo al gusto del público que es el vulgo. Su teatro estaba bien alejado del teatro clásico de Calderón, sin embargo, Lope señalaba que su teatro no era hablar de algo nuevo sino un tratado novedoso sobre algo preexistente (Sirera, 1982) y lo preexistente era el teatro clásico.
El teatro de Calderón se daba para un público totalmente cortesano. El escenario era en teatros fastuosos y majestuosos. La utilería estaba cargada de esplendor y gloria. Sus representaciones eran en lugares fijos con asientos y la vestimenta era muy cargada y costosa. Se usaba telón, maquinaria y se acompañaba de música. Reordena y reelabora lo que en Lope aparece de manera difusa y caótica, estilizando su realismo costumbrista y volviéndolo más cortesano. Sus personajes aparecen representando su tiempo y condición social. En las obras teatrales de Calderón predominaba la estructura del cuadro, grupos de escenas representadas en un mismo espacio y con la misma funcionalidad.
Con Lope desaparece el teatro de origen cortesano. El uso de la palabra sustituye los vestuarios y las escenografías. El origen del “teatro de la palabra”, en el cual el personaje relata verbalmente el lugar donde se desarrolla la acción, surge como sustitución de las acciones no desarrolladas en escenas. Su obra no se limita a un grupo, ni a un espacio cerrado, sino abierto. Su escenario era muy sencillo compuesto por un tablado y una cortina para permitir el cambio de escena. Surge el teatro de corrales que en sus inicios fueron los patios traseros de las casas sin cubiertas ni asientos, era lo más sencillo; solo podían disponer de alguna comodidad quienes utilizaban las ventanas o balcones de las casas vecinas. Posteriormente se cubrió el escenario y se colocaron toldos para suavizar las inclemencias del tiempo; se construyeron galerías de madera a modo de anfiteatro, se colocaron bancos en el patio y se acomodó mejor el escenario. El balcón de las casas se utilizaba para representar un lugar alto, así como para representar el cielo. La utilería de Lope era pintada (muros, objetos, torres, vasijas, etc.). El escenario era al aire libre, en patios de las casas, en balcones y en ocasiones en un espacio en un hospital en la que se representaban sus comedias con el propósito de recaudar fondos para ofrecer servicios a los necesitados. Era representaciones teatrales itinerantes las cuales estaban ligadas a las grandes urbes, completamente opuesto al ambiente de Calderón.
Ambos autores escriben entremeses, mojigangas y daban un aspecto en ocasiones de carnaval entre escena y escena. La diferencia en las representaciones de Calderón es que eran más lustrosas.
Calderón era académico mientras que Lope era más popular. Lope hizo su propia defensa señalando que el poeta se debe a su público, ya sea bárbaro o no bárbaro, al que fuere. Señalaba que lo importante del teatro era sorprender al público, enseñar cosas que nadie sabe. Les hace una crítica a los académicos.
Calderón es completamente culto, hace uso del latín ya que sus obras eran para clérigos, gente de poder, de cortes y castillos, mientras que Lope solo utilizaba en su vocabulario algunas palabras en latín al final de sus comedias.
Finalizamos este trabajo señalando que a pesar de ser dos exponentes contemporáneos a la época del Barroco, usan estilos, ambiente, escenario, utilería y público diferente aunque sus temas son similares. Adaptan su estilo, lenguaje y ambiente de acuerdo al público al cual se dirigen. Ambos hacen representaciones influenciados por sus propias experiencias y vivencias. Calderón lo hace de forma más sofisticada, reservada y culta, mientras que Lope es más extrovertido y popular.

Bibliografía

José García López: Historia de la literatura española, 2004.
www.wikipedia.com: Pedro Calderón de la Barca, 2007.
www.cervantesvirtual.com: Calderón de la Barca, 2007.
José Ferrater Mora: El mundo del escritor, 1983.
Francisco Javier Díez Revenga: Lope de Vega, 1982.
José Luis Sirera Tuvó: El teatro en el siglo XVII, 1982.
José F. Montesinos: Estudios sobre Lope de Vega, 1967.